Crónica Municipal

CRONICA DE 37 MUERTES ANUNCIADAS O LAS VIRTUDES DE LO EFÍMERO

Enrique Matías Carranza López, Cronista Municipal 2022-2025

Es arte efímero toda aquella expresión artística concebida bajo un concepto de fugacidad en el tiempo, de no permanencia como objeto artístico material y conservable. Por su carácter perecedero y transitorio, el arte efímero no deja una obra perdurable, o si la deja ya no es representativa del momento en que fue creada.

En estas creaciones es decisivo el criterio del uso social, esto es, su lugar dentro de una comunidad determinada que es la que marca qué le es imprescindible como forma de expresión colectiva o cultural.

Independientemente de que muchas expresiones artísticas puedan ser o no perdurables en el tiempo, y que muchas obras concebidas bajo criterios de durabilidad puedan desaparecer en un breve lapso por cualquier circunstancia, el arte efímero tiene en su génesis un componente de transitoriedad, de objeto o expresión fugaz en el tiempo.

Es un arte pasajero, momentáneo, concebido para su desaparición instantánea. De ahí que muchas de las veces los materiales con que se elaboran compartan entre si la misma condición de poca durabilidad o de descomposición casi inmediata y simultánea.

Podemos apreciar los arcos florales que distinguen a nuestros templos cuando tienen festividad y que la comunidad a decorado en honor a la imagen venerada pero que tiene aparejado el disfrute del espectador que encuentra la belleza en el diseño y que, por la naturaleza de los componentes de su confección se ha de ir extinguiendo en breve tiempo.

Así podemos mencionar muchísimas otras creaciones que se conciben para una escasa durabilidad, los tapetes de aserrín, muchos otros diseños florales, la cartonería, etc. Pero algunos añaden a su fugacidad un destino violento, súbito, como la pirotecnia, las piñatas y los judas en sus múltiples variantes (caricaturas, alebrijes) que son otra expresión de la pirotecnia, que a veces se nos presentan con tal belleza que resulta inconcebible su destrucción deliberada.

Es cuando tenemos que recurrir a lo intangible, a aquella riqueza inmaterial que nos comparte cada una de estas obras, saber su contexto y su razón, para entender su capacidad de amalgamar voluntades y entender también su capacidad de solazarnos y arrobarnos en su contemplación.

El domingo 17 de abril del presente año se reunieron 37 obras, en formato grande casi todas. Con cada pieza su autor (es) compartió (eron) sus conceptos e ideas que la generaron, es importante compartir esos textos, que nos permitan recrear mejor esa vivencia o imaginarla, para tener un mayor acercamiento a las obras disfrutadas.

Como Diablirín, el cazador de los infieles. Que habría sido “una persona que padeció una rara enfermedad, pero que ello no le impidió salir adelante, de joven logró formar una gran fortuna pero se enamoró de una bella mujer que solo se fijó en su dinero y que a dos años de relación él se percata de la infidelidad de ella con un pirotécnico de Tultepec, fue tanto su coraje que se quitó la vida pero se convirtió en ‘DIABLIRÍN’, que vengativamente hace muchas maldades a los pirotécnicos, hombres y mujeres que sean infieles los espanta por las noches y les causa tragedias como los de La Saucera, lanzando chispas con su tridente provocando los accidentes” -Hugo Saúl Sánchez-.

También estuvo DUBALAH –“Dios turco mongol de los muertos, que se representa con cabeza de toro o cabalgando un toro que en su espalda carga un cementerio de cráneos, que en la mano izquierda porta un bastón y en la derecha un cráneo, con el cuerpo cubierto de llamas y al que hay que hacerle ofrendas para que esté aplacado y guardarle mucho respeto. Presentado por el equipo LOS VENGADORES.

En su desfile también apareció el “Dios de la Mentira” -JEZBETH-, que a decir de su autor David Orozco Rivero fue tomado de los libros malditos de la Edad Media que sostienen que Jezbeth es el gran patrono infernal de los prodigios imaginarios, de la estafa, la superstición y la mentira y que casi todos los tratados demonológicos dictan que Jezbeth es amigo y consejero de los mentirosos y los embaucadores de todo tipo.

OLIVER presentado por Cristian Hernández y los Maestros Limpios, del que afirman es el príncipe infernal nacido terrenalmente, hijo de la carnalidad y de la pasión de los artistas a los que habla con voz ronca y se fusiona con ellos plasmando juntos sus sentimientos más profundos en cada letra, en cada sonido y en cada pincelada; hibrido del mal, apasionado, hedonista, poderoso en exceso, músico, escritor, pintor y artesano.

O Belial y Samael, dos diablos después del COVID, jugando y festejando salir de la pandemia luego de dos largos años jugando Belial, el diablo pequeño, con el virus mientras Samael representado en pleno vuelo, con sus alas extendidas, festeja la nueva normalidad (Jonathan Chávez Zúñiga).

Para otros, como para Ubaldo Villalobos Peralta, el diablo es una forma de representar a Judas Iscariote quien vendió a Jesús por una monedas, por eso se le relaciona con lo malvado por lo que lo diseño con aportes de varias culturas, como los cuernos del romano Fauno, la barba y el cabello del egipcio Bes, patas de cabra del griego Pan, su piel roja del egipcio Seth y el tridente y la vestimenta de Poseidón-Neptuno.

Por su parte, Orlando Ortero Sinecio, nos dice “Se cree que Balcebú o Beelzebuba, deriva etimológicamente de “Ba’vuv” que significa “El señor de las moscas” que es, entre otras cosas, el señor de las tinieblas, el innombrable, el mismísimo demonio. Que, por otro lado, era usado por los hebreos como una forma de burla hacia los adoradores de Baal, debido a que en sus templos la carne de los sacrificios se dejaba pudrir y por lo mismo se infestaban de moscas.

Que, sin embargo, la palabra que compone este nombre suena en hebreo tsebal, morada, especialmente en el sentido de la Gran Morada, los infiernos, y en boca del pueblo se confundió con tsebub, mosca, derivando en el imponente nombre de “Señor de la Gran Morada” o “Señor del abismo” a “Señor de las moscas”, que es la traducción que suele darse en textos religiosos.

Balcebú en sus formas alegóricas toma a veces una forma colosal, de rostro hinchado, coronado con una cinta de fuego, cornudo, oscuro, peludo, con alas de murciélago y amenazante”

Juan Jesús Hernandez A., para “El Toro del Diablo” nos dice: “El diablo, criatura divina, que fue desterrado de reino de los cielos por su enemistad con su creador, Dios. Años de combate contra Dios y sus ángeles, dejó al diablo exhausto, motivo por lo cual, cansado de su situación se acercó al “cerro del tule” a terminar con su dolorosa existencia, sin embargo, algo lejano llamó su atención, se trataba de la pequeña casa de la familia Hernández (los Zorrillos) quienes construían un pequeño toro de papel y carrizo.

Conmovido con las tradiciones de la comunidad del pueblo de Tultepec, el diablo decidió elaborar su propio toro en conmemoración de San Juan de Dios, en las fiestas del 8 de marzo.

Tras su ardua labor, el diablo presentó su toro en el tan esperado evento, grata fue su sorpresa al ser recibido con elogios y admiración por los demás participantes y el público asistente al recorrido tradicional.

Posteriormente llegó la actividad central, la que de toros. Eufórico por el momento el diablo se adentró en ella acompañando a su toro y al salir se dio cuenta de las marcas y heridas que llevaba, sin embargo, esto para él simbolizó un grato recuerdo de su estancia en Tultepec. Desde esa vez la presencia del diablo en el recorrido y quema de toros es inminente, presente siempre con su actitud enérgica y alegre.

Por su parte, Manuel Alillo Cortés-Alan Alberto Lugo López, escuetamente comentan que su diablo “está inspirado para destruir todo lo que esté a su alcance y que fue elaborado para continuar con la tradición de los judas en nuestro pueblo y así poder seguir con el legado que nos han dejado nuestros padres y abuelos y continuar disfrutando de las emociones, la adrenalina, que nos hace sentir la pirotecnia de nuestro pueblo Tultepec”.

En su momento Ezequiel Antonio García Salgado presentó a un guerrero mexica de México-Tlaltelolco, Tzilacatzin, quien llegó a ser un héroe durante la toma de Tenochtitlán. Según las crónicas, cuando los bergantines españoles al mando de Pedro de Alvarado llegaron a Tlaltelolco, ningún guerrero tlatelolca se atrevía a atacarlos, salvo Tzilacatzin, que era fornido, mató a varios españoles con su macuahuitl. Transcurrieron algunos días, los españoles centraron su fuego sobre de él, pero Tzicalatzin se disfrazaba para no ser reconocido y evadía todos sus ataques, al final los españoles tuvieron que retirarse pues no conseguían vencer a los tlatelolcas, sobre todo a Tzicalatzin que fue dotado de capacidades físicas sobrehumanas, maestría en el manejo de las armas, maestro del sigilo y una gran influencia social, al grado que con su solo nombre atemorizaba a los españoles.

José Manuel Montiel Aguilar nos compartió de su obra; Abaddon, también conocido conocido como el destructor o el Ángel de la Muerte -el demonio del abismo-. De él se cuenta que fue invocado por Moisés para que enviase las lluvias que arrasaron Egipto; que es un ángel mencionado en la biblia como el ángel del pozo -relacionado con el apocalipsis-. En Draksiders es el líder de los ejércitos del cielo y sirve como principal antagonista.

El Destructor a menudo se confunde con Oscuro -gobernante del infierno. Cuando en realidad es más probable que sean dos entidades diferentes, pero será él, Abaddon, quien toma el control de los ejércitos del infierno para aniquilar a toda la humanidad.

Para Saúl Tonatiu de la Cruz Roldan el peor de los monstruos es el devorador de almas, diciendo que hay criaturas que nunca debieron existir, como aquella tan terrible y mortífera que el mismo Dios y el demonio les temen.

Es una extraña criatura que se la pasa buscando humanos para devorarlos y saciar sus apetitos, una sola de estas bestias es presagio de muerte atronadora. El devorador de almas solo existe para aniquilar, dirigiendo la cabeza hacia lo alto para sentir el olor de la sangre mientras reclama más cráneos para el Trono de la Calavera siendo especialmente peligroso porque combina la fuerza bruta con su inteligencia maligna siendo capaz de percibir hacia donde se dirige una batalla aprovechando cualquier oportunidad para el uso de su espada y tropas con el mayor efecto posible. Es un ser de increíble astucia. Invencible.

Enfrenta desafíos a sus enemigos mortales sin importarle las consecuencias de su odio, pues su presencia envalentona a los demás siervos del dios de la sangre incitándolos a un frenesí casi suicida, sujetas sus legiones a su voluntad asesina exaltando el nombre de Khorne.

A medida que el gran demonio se acerca a sus enemigos ondas de su esencia salen de su enorme forma contaminando los corazones y las mentes de los mortales. Los ánimos se acortan y las emociones se desbordan, las peleas estallan por ofensas menores y a medida que el demonio se acerca los conflictos se vuelven violentos, incluso antiguos amigos luchan por matarse unos a otros debido a la rabia que arde en sus corazones.

David Ortero Soriano solo nos dice que el demonio y la reina de la noche son los entes que presiden los aquelarres de las brujas exigiendo el sacrificio de seres humanos.

Sin duda un formidable ejercicio de imaginación para la presentación de sus creaciones el que hacen los artesanos cartoneros y pirotécnicos. Hasta aquí las referencias a judas tradicionales” en que la generalidad adoptó al diablo para ilustrar la maldad y la traición. Ahora revisemos la modalidad de alebrijes, con su característica hibridez.

El Colectivo Jóvenes mente y Pirotecnia Luna, del barrio de La Piedad, presentaron la pieza CHIN CHAN PUU, que es un ser fantástico que habita en el pozo de la abuela más famosa del barrio de La Piedad, Doña Coca, que fue creado para devorar el alma de los niños traviesos que se atrevían a romper las plantas mágicas de su jardín. Al principio CHIN CHAN PUU era un monstruo muy feo y tenebroso, pero con el tiempo se fue transformando hasta ser un alebrije muy colorido y tierno, lo que ocupaba para con su imagen y figura engañar a los niños, utilizando dulces de colores con polvos mágicos y veneno que provocaban que los niños durmieran y así la abuela poder apoderarse de su alma, ya que de cada alma obtenida la abuela obtenía 10 años más de vida con el objeto de tener la vida eterna.

Así las cosas hasta que un día un grupo de nietos y niños vecinos del barrio decidieron enfrentarlo, pero para ello tenían que esperar un año ya que CHIN CHAN PUU solo aparecía en la semana santa; sus armas fueron engrudo, hilaza, papel, carrizo, pinturas de muchos colores, con lo que convirtieron al temido enemigo en un alegre alebrije y poder romper con la maldición de la abuela Coca.

Yael Rafael Solano Silva presentó al ÑAÑAN, el viajero de los sueños infantiles, que es una criatura mitológica que solo se aparece en los sueños más profundos de los niños, llevándolos a miles de viajes de sonrisas y alegrías.

Con ayuda de su papalote ÑAÑAN lleva a los niños a un mundo lleno de alegrías y diversión para que al amanecer regresen a sus casas llenos de felicidad y alegría y comenzar un nuevo día con sus familias.

Ernaid Jaciel Urbán Vázquez se hizo presente con “AXOLOBRIJE, MONSTRUO DE AGUA” contándonos que hace mucho tiempo los Dioses se reunieron en Teotihuacan para crear el universo, ofreciendo su propia vida en sacrificio. Deidades como Huitzilopochtli, Xochipilli y Tezcatlipoca, entre otros, se arrojaron al fuego, sin embargo, uno de ellos no quiso hacerlo, pues tenía miedo. Este era Xólotl, el dios perro y gemelo de Quetzalcóatl. Huyendo de Teotihuacán velozmente con rumbo desconocido.

Los dioses enojaron con esa acción y ordenaron al viento encontrarlo para que cumpliera con su sacrificio. La tarea no era fácil pues Xólotl empezó a transformarse en diversas especies para que no lo identificaran, pero necesitaba la energía humana y animal para cambiar su aspecto. La primera forma que adoptó fue la de guajolote, pero al verse amenazado por los depredadores y por su poca fuerza decidió adoptar la forma del xoloitzcuintle, pero más fácil fue rastreado por lo que volvió a alterar su cuerpo para lucir como una planta de maíz.

Pero a pesar de tantas transformaciones Xólotl fue localizado y llevado con los dioses. Al no tener escapatoria comenzó a buscar una energía que fuera lo suficientemente imperceptible a la vista, pero con una fuerza brutal que le permitiera defenderse. Así empezó a tomar la energía de los niños y adultos fuertes, también de crías de animal y depredadores más peligrosos.

De esta forma Xólotl fue formando su apariencia, una mezcla de ajolote con alas y diminutos cuernos que le ayudarían a defenderse. Finalmente se sumergió hasta el fondo de un arroyo con la finalidad de burlar a los dioses. Ahí se volvió muy hambriento y buscaba saciarse con otros animales que habitaban en el agua, pero nunca se llegó a saciar y, se dice, que lo que más apetece es la carne humana por lo que espera a alguna presa que llegue al arroyo para poder acabar con su hambre y mantenerse en vida.

Siguió el desfile de imaginería, en imagen y textos. Alexis Martín Romero Santiago llegó con NAKAWE el que posee las estrellas, un alma hecha de sueños cósmicos y el misterio que cae de noche. Dueña de las estrellas, creación de la naturaleza para darle forma a cada una de las siluetas en el cielo, creada de con todos los insectos del mundo.

Pensando en los inmenso que es el cielo y pensando en lo que la mente puede imaginar en dicho espacio se pudo crear la figura de NAKAWE, la dueña de las estrellas.

En su momento Iván Michel Contreras Luquín nos presentó MIZO, un alebrije amigable, tierno y juguetón. Una criatura un tanto curiosa porque al hacerlo no sabían si era un perro o un gato ya que tenía el comportamiento, la agilidad, habilidades y curiosidad de ambos.

Al no saber descifrarlo decidieron hacerlo alebrije con alas de mariposa, cola de pescado y algunas partes de dragón con una multitud de colores muy llamativos, dando vida a una criatura inimaginable.

Su propósito fue recrear los sueños de los niños y niñas que se sintieran solitarios, salvándolos de sus pesadillas alegrándoles las noches, para jugar con ellos, con su pelota tejida y hacerles saber que son personas valiosas y valientes y que mientas MIZO exista en sus mentes y corazones siempre tendrán un amigo que los protegerá y con el cual podrán jugar cada noche a la pelota.

FAFALAIS llegó de la mano de Ulises Olivares Cortés, quién contó que al principio de los tiempos los dioses decidieron crear guardianes encargados de preservar la vida, cada uno con una tarea especifica. Uno de ellos, FAFALAIS con la misión de ayudar a la preservación de especies pequeñas de animales. Una de ellas es el ajolote que debido a sus características los dioses pidieron especial cuidado.

Pero FAFALAIS era un pequeño guardián distraído, inquieto y juguetón lo que le dificultaba el cumplimiento de las tareas encomendadas, que cada vez descuidaba más prefiriendo la convivencia con los seres humanos, aún sabiendo que los guardianes no tienen permitida esa convivencia, pues los dioses temían fueran corrompidos y adquirieran malos hábitos provocando que el mundo decayera.

FAFALAIS no hizo el debido caso y por el contrario él se empeñaba en cambiar a los humanos haciéndoles recordar los valores que les dejaron sus antepasados, para que retomaran el camino del bien haciendo que se preocuparan los humanos por la preservación de la vida en todas sus manifestaciones y así conservar al mundo.

Casi como respuesta nos comentó Rodrigo Alejandro Álvarez Ortero al presentar a IHIYOTEOTL – IJIYOTEOTL-ESPERANZA. “en los últimos años los talentosos artesanos de pirotecnia y cartonería locales han ganado reconocimiento como proveedores de recuerdos y souvenirs para los turistas que no quieren olvidar su visita al pueblo de Tultepec. Entre ellos se encuentra una nueva generación de jóvenes talentosos que desde niños se sienten orgullosos y siguen los pasos de esta antigua tradición, sin embargo, su arte no es solo un pasatiempo sino una fuente de trabajo y sustento de sus familias y de nuestro municipio.

Con la aparición del virus SARS COV 2 y la consecuente disminución del turismo la pandemia creo nuevos desafíos pues dejó también pérdidas de nuestros seres queridos, es por eso que se busca concientizar a las personas del valor del trabajo artesanal, creando un mayor aprecio por las artesanías y su valor inmaterial y cultural que cada una de ellas lleva producto de las manos y el corazón de sus creadores. Así que después de más de dos años y lo aprendido por la pandemia hoy en honor a los que ya no están y, desde luego, de los que están nace IJIYOTEOTL que significa esperanza en la lengua náhuatl, que siempre aparece en los momentos difíciles de las personas teniendo fe en que todo mejorará.

Esa motivación que puede tener un individuo para poder establecer bases para un futuro mejor, cercano o lejano, mejorando para sentirse bien consigo mismo, optimistas y perseverantes.

Llegó ANIMALEJO que surge de la imaginación de su creador en una combinación de toro, ajolote y rana, el toro que representa la fuerza, la rana la inteligencia y la supervivencia del ajolote todos conformando un alebrije que con su carisma y colorido llama la atención de chicos y grandes realizado en el barrio de San Juan (Xocotla) por el maestro artesano Ián Martín Alejandro Castillo Cortés.

CUAHUATLOC es una criatura de la fantasía nacida del rincón oscuro del sueño de Uriel Romero Hernández, una criatura que no teme ser vista por los artesanos que se deslumbran con sus colores extravagantes que juegan con la vista de la multitud y los artesanos.

Juega con la vista y el corazón de los espectadores ilusionándolos con su cara de ave indefensa, con sus ojos de ternura. Criatura irrepetible porque no hay dos como ella aunque se parezcan, estas figuras juegan con los pensamientos de cada niño, son sus acompañantes.

De MAZATZIN nos dijeron sus autores Mayra Jiménez Cuevas, Rene García Rivero, Juan Enrique García Rivero, Fernando Becerra Jiménez, Sergio Ortíz Cuevas y Alberto Flores, que es el guardián del MICTLAN, protector y guía de las almas de los niños, juguetón, inquieto y dócil. Se encuentra esperando en las puertas del Mictlán a cada alma del que partió inocente, que cuando llega brinca y se emociona. Su misión es jugar con ella, correr juntos y darles un paseo por los alrededores pues si el alma del pequeño está feliz y tranquila su misión fue cumplida, pero además los tiene que proteger de todas esas almas crueles y oscuras que quieren adentrarse al Mictlán. Mazatzín ve todo a su alrededor con sus ojos en las alas y cola, observando y cuidando que ninguna alma intrusa logre entrar a hacerle daño a sus niños, que son su adoración.

Para presentar a MEZTLI Héctor Osvaldo Rodríguez Ramírez, le bastó decirnos que significa luna, que en la luna está el conejo y en el conejo estamos todos. Todos somos “valitos”.

YEMAYÁ Diosa del Mar, de ella su autor Aldo Urbano Rivero Cortés nos dijo que es la protectora del mar, la fertilidad y madre de los peces. Reina del amor por excelencia, amor que se entrega a plenitud a los hijos.

Que los familiares, hijos, amigos, parejas sentimentales no están dados por casualidad son almas afines que nacen en el mismo mar.

El amor de una madre no hiere, no juzga, no daña, al contrario, protege como lo hace el mar, cuna de muchas vidas, que cuando siente el peligro defiende con todas sus fuerzas y en ello puede provocar las más terribles tempestades, maremotos y tormentas.

El mar al igual que una madre tiene la gran capacidad de asombrarnos, de dejarnos boquiabiertos, de inspirarnos los pensamientos más profundos ya que cuando lo miras siempre va a ser como la primera vez y deseas sea interminable. Mirar al mar es como contemplar a una madre cuando duerme.          “Algún día dejaras de respirar, pero ese día comprobaras que sigues existiendo”. Alebrije inspirado y dedicado a todas esas personas que tienen una persona especial en el cielo.

Finalmente les presento a los participantes en la modalidad de cómico-político que finalmente recalaron en un puerto cómodo al reproducir personajes de comics de los grandes consorcios del entrenamiento televisivo y videojuegos, así vimos desfilar a MARIO BROSS Y YOSHI, presentado por Isaac Noé Rivero Santos, PEDRO PICAPIEDRA, de Marcos Romero Hernández, en representación de la dinastía Charal; BUZZ LIGHTYEAR, de Juan Carlos Cortés, BABY YODA HÉROE DE TULTEPEC, de Arturo Orozco Flores, AVENTURAS EN PAÑALES de Francisco Javier Cortés Miranda, EL REY LEÓN Y SIMBA, de Jesús Axel Cortés Islas, MIKE WAZOWKI Y CELIA, de Javier Ortero Ruíz y EL REY BOB, de los minions, de Miguel Ángel Orozco Flores. (Omití las descripciones pues se concretan a lo más conocido de los personajes que seguro todos ustedes lo saben por experiencia directa o a través de un miembro menor de la familia).

Estas fueron las tres categorías, en apariencia disímbolas, participantes pero que compartieron las destrezas de los artesanos y los materiales tradicionales de la cartonería en Tultepec: carrizo, hilaza simple o enchapopotada, papel archivo, papel periódico, papel de china, engrudo, pinturas acrílicas, cartón, tiras de madera. Más una cantidad importante de pirotecnia que hicieron girar, iluminar, parpadear y “desaparecer” las figuras al explosivo estruendo de los cohetes.

Ojalá y quienes hayan llegado hasta estas líneas compartan con nosotros el interés por la conservación de todas las expresiones culturales de nuestras comunidades que como en el caso de los judas (y sus derivados) encierran muchos significados y la cosmovisión de todas y cada una de ellas, que van asumiendo toda la fenomenología que les circundan y las diversas temporalidades.

Sin dejar de mencionar que en todo momento la actividad fue un auténtico simposio en el que se compartieron conocimientos, materiales y en el que espontáneamente se ofrecía la ayuda solidaria involucrando a los espectadores en todo el desarrollo del espectáculo.

Que estos eventos sirvan para su rescate, conservación y difusión.

j 1
j 2
j 3
j 4
j 5
j 6
j 7
j 8
j 9
j 10
j 11
j 12
j 13
j 14
j 15
j 16
j 17
j 18
j 19
j 20
j 21
j 22
j 23
j 24
j 25
j 26
j 27
j 28
j 29
j 30
j 31
j 32
j 33
j 34
j 35
j 36
j 37
j 38
j 39
j 40
j 41
j 42
j 43
j 44
j 45
j 46
j 47
j 48
j 49
j 50
j 51
j 52
j 53
j 54
j 55
j 56
j 57
j 58
j 59
j 60
j 61
j 62
j 63
j 64
j 65
j 66
j 67
j 68
j 69
j 70
j 71
j 72
j 73
j 74
j 75
j 76
j 77
j 78
j 79
j 80
j 81
j 82
j 83
j 84
j 85
j 86
j 87
j 88
j 89
j 90
Previo Siguiente